jueves, 1 de diciembre de 2016

...

Cómo no veo amantes que se besen en plena calle. Ni atrevimientos. Ni declaraciones a fondo perdido. Sí están los colores del otoño, que no es poca cosa. Los ocres y también el rojo que desaparecen cuando sea mañana invierno. No veo embarazadas. Todos los anuncios son de Indasec . Creo que nos ven desde el otro lado de la pantalla. Y pronto hablaremos en nuevalengua porque argumento una opinión pero también la contraria. Y como en la distopía de Orwell reescribimos la Historia y un ministro franquista protagoniza un culebrón edulcorado.  Aunque ya había antecedentes con la nietísima en la cima de la prensa rosa. Pido un café con leche en vaso largo. Había un jabalí destripado en un banco del paseo. Necesito aferrarme a algún calor antiguo. Las zapatillas y la bata. Hago un flan de huevo. Esto no es lo que había imaginado. Mañana a las 6.40 otra vez. Sin protestar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario